#PropiedadIntelectual: Al final lo que el artista quiere es que lo conozcan


Fotografía de @marcosgcm

A las 19,00h de ayer, 8 de febrero de 2012, daba comienzo la decimotercera #Redada en el centro de Madrid. Organizado y promovido desde Medialab_Prado, en este encuentro se ponían sobre la mesa las principales problemáticas que supone la instauración de leyes de protección de los derechos de propiedad intelectual como la Ley Sinde (España) o la Ley SOPA (EUA).

Se comentó en el encuentro: A todos nos afecta. Todos somos parte de la Sociedad Red, todos somos responsables de decidir cómo se harán las cosas. No vale un “a mi no me toca”. Por una parte, los cambios que la tecnología aporta, por otra, los cambios que exigen las leyes y los políticos, todo lo que aporten las empresas,  y por último lo que exijan los ciudadanos. Estos serán los vértices que regulen el mapa de las nuevas empresas y de la nueva sociedad, el nuevo horizonte que se avecina:
A todos nos afecta. 

Partiendo de sus experiencias personales y de sus conocimientos sobre el tema, los participantes en la reunión hablaron y ejemplificaron sobre los diferentes modelos de negocio que se propician con estas nuevas leyes y sobre cómo afectan las mismas a los negocios ya asentados.

Javier de la Cueva (@jdelacueva), abogado especializado en propiedad intelectual, comenzó la primera ronda apuntando a la ineficacia de estas leyes, a las repercusiones indeseadas que estas acarrean y al hecho de que “están hechas por personas que no tienen ni idea de tecnología”. Pero, ¿por qué esta ley está llegando tan lejos en España? Jesús Encinar (@JesusEncinar), emprendedor e inversor de negocios en Internet, apuntaba que nuestro país no es muy asociacionista,  que “no somos capaces de organizarnos” y que posiblemente haya una razón cultural, pues “no tenemos la visión empresarial” que sí tienen en EUA.

A continuación, se introdujo en la conversación el tema de la industria cinematográfica, enfrentada a su propia audiencia apoyando a la Ley Sinde, algo tremendo según Jesús Encinar. Rodolfo Carpintier (@RCarpintier), Presidente de Digital Assets Deployment (DAD),  apuntaba que en cualquier caso, “si la película es buena, la gente va a verla” y que el 90% de las películas españolas están subvencionadas. Parece que ahora, de todos modos, resurge el mecenazgo como fuente de ingresos para la producción de algunos proyectos cinematográficos, cada vez son más los que optan por el crowdfunding.

Lo que está claro es que lo que a muchos preocupa es la búsqueda de la rentabilidad. Rodolfo Carpintier apuntó que lo que hace falta es “menos universitarios y más gente capaz de hacer cosas” y que hay empresas que “para ser rentables, tienen que tener menos gente”. Cambio absoluto de modelos.

La necesaria reinvención del sector (y de todo un cúmulo de subsectores de su alrededor) parece ineludible, pero esta reinvención implica a todos los sectores de la sociedad, tanto a los usuarios, como a los empresarios, como a los políticos, que deciden y escriben las leyes reguladoras de la Red. En cuanto al ámbito político, Javier de la Cueva subrayaba que “no existe una política pública de promoción” para los posibles proyectos empresariales que apuesten por la Red y también la necesidad de políticas encaminadas al desarrollo, a mejorar las condiciones para las empresas. Antonio Mas (@antonmas), fundador de ideup! y vicepresidente de adigital.org (Asociación española de la economía digital), bromeaba con el asunto diciendo que los empresarios “solo queremos que nos dejen en paz“, que dejen de hacer leyes que nadie sabe por dónde van a salir, “nosotros ya nos ocupamos del resto, pero que nos dejen en paz”, y habló de la #meritocracia como el modelo de negocio en Internet.

En cuanto a la situación de los medios de comunicación y su relación con estas leyes, Rodolfo Carpintier cuestionó el por qué un periodista debía pensar que es el único capaz de publicar contenidos de interés en la web.
O la reinvención o la muerte.

A modo de cierre del encuentro, se recordó que la mayoría de autores no vive de sus obras y que día a día se acrecenta el número de los que piden que sus obras se difundan en la Red. Como anécdota, Jesús Encinar contó que hace unas semanas una amiga editora se quejaba de que alguien había subido a la Red el libro que acababan de lanzar al mercado. Más tarde se enteró de que quien lo había subido era precisamente el autor.

Porque al final lo que el artista quiere es que lo lean, que lo vean, que lo oigan, en definitiva,
que lo conozcan.

Consulta el video del encuentro en la web de Medialab.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s